The English Garden

New English word? Translate any word using double click.

¿Quieres información sobre la Academia de Inglés en Ponferrada, ‘The English Garden’? ¡Pincha Aquí!

El Docente y el Jardinero

¿Que tiene en común un docente y un jardinero? Pues, mucho. Si lo miras bien, casi es el mismo trabajo. Lo dijo Gertrude Jekyll (una gran jardinera de hace un siglo; ningún pariente del doctor asesino), ‘A garden is a grand teacher’ – Un jardín es un gran educador. Lo mismo se puede decir de la calle, del deporte o de la vida misma, pero su frase sigue: ‘It teaches patience and careful watchfulness’ – Enseña paciencia y una observación meticulosa – lo cual tiene poco que ver con ir al partido los sábados, o debatir con tu amigo en el bar. (¿Buscar parking en el centro? ¡eso sí!)

El ensayista estadounidense, Ralph Waldo Emerson, se preguntó ‘What is a weed?’ – ¿Que es una mala hierba? – y respondiendo, definió: ‘A plant whose virtues have never been discovered’ Una planta cuyas virtudes no se han descubierto nunca. ¿Puede haber un planteamiento que mejor define a un educador comprometido? Es su tarea descubrir esa virtud en el estudiante y cultivarla. Si para el jardinero no hay mala hierba, para el docente tampoco debe de haber un mal estudiante.

Otro ejemplo: se asocia a Audrey Hepburn con el glamour de Desayuno con Diamantes y más bien poco con el rastrillo y las botas de goma. Pero la verdad es que el jardín fue su pasión. ‘To plant a garden is to believe in tomorrow’ – Plantar un jardín es creer en la mañana – es una frase celebre suya. También es tarea de los enseñadores plantar una semilla y lo ayudarla crecer. Creo que algo que hemos perdido un poco, con los examenes y las notas del trimestre, es ese sentido del futuro, esa actitud del jardinero que piensa más a largo plazo.

Barabara Dodge Borland fue escritora del libro ‘This is the way my garden grows’ – Así crece mi jardín. ‘A gardener learns more in the mistakes than in the succeses’ – Un jardinero aprende más en los errores que en los triunfos – fue comentario suyo, y se puede aplicar facilmente al estudiante de idiomas. Sin fallos simplemente no hay progreso.

Si el estudiante aprende que no debe cometer errores, poco más aprenderá. Los que mejor y más rápido progresan en un idioma son aquellos que dejan a un lado su vergüenza, su miedo de fallar, y se lanzan a hablar. Entonces no sólo pone en práctica todo lo aprendido, sino el profesor le puede corregir y empezará un verdadero proceso de aprendizaje.

Por estos razones hemos decidido llamar a nuestra nueva academia ‘The English Garden’. Eso, y porque quiero hacer un homenaje a mi nativo Kent, ‘el Jardín de Inglaterra’. Nos puedes encontrar en Ponferrada, en la esquina entre la calle Ortega y Gasset (bajando desde Luis del Olmo) y Avenida Reyes Católicos (pasando la escuela de música). Pincha Aquí para saber más.

Son clases con un máximo de 6 estudiantes por clase, desde los 4 años hasta adultos. Nada de apoyo escolar, ni libros de texto, ni ejercicios de gramática. Nuestro objectivo es cultivar el habla (y la escucha) en Inglés, para que florezca con los años.

Dudo que sea el primero en comparar el jardín y el aula. Si no, ¿porque en Inglés la palabra nursery significa a la vez ‘guardería’ y ‘vivero’? Da para pensar….