Your own native English Teacher - Free!

One Comment

  • […] Octubre- y la vuelta al cole. Un buen momento para hacer una reflexión sobre la enseñanza, nuestros profesores, y el sistema educativo. Siempre he pensado que lo tienen en común los profesores/maestros y los entrenadores de fútbol es que todo el mundo tienen una opinión sobre lo que hacen y lo que tienen que hacer. Su trabajo forma parte de un debate publico en las cafeterías y por las calles. ¿Hacen bien su trabajo? ¿Son demasiado estrictos? ¿Los chicos realmente aprenden todo lo que podrían aprender? Si todos opinan ¿Por qué me voy a quedar callado? A mi no me afecta directamente, porque no trabajo en una escuela o instituto, pero si tengo contacto constante con estudiantes y profesores. Hay profesores mejores y peores como en todas las profesiones, eso esta claro, pero yo me acuerdo de una profesora de secundaria que fue a Inglaterra a hacer un curso de Metodología Didáctica para hacer las clases más dinámicas y comunicativas. Su opinión fue de todo positivo. Todo lo que vio fue práctico y útil. Sólo hubo un inconveniente – Nunca podría ponerlo en práctica. Las presiones del día a día – acabar el libro de texto y el cuaderno de ejercicios, preparar los exámenes, cumplir los dictados del currículum – no dejaba tiempo para iniciativas propias por parte del profesorado. El problema que tenemos a la hora de juzgar a los profesores es que no sabemos lo que harían si tuvieran capacidad de decisión o control – control real – en la enseñanza. Cada cambio de gobierno implica un cambio de instrucciones que deben cumplir, y en muchos casos incluso se ven enseñando asignaturas que no son las suyas. La enseñanza no es una ciencia. Siempre ha habido conflicto entre ‘sacar’ el talento innato de los estudiantes y ‘meter’ los conocimientos necesarios para la vida. Tampoco se encontrará nunca ese equilibrio perfecto entre el aprendizaje y la valoración (¿Cuantos estudiantes sacan sobresaliente en Inglés, pero no saben usarlo en la vida real?). De la misma manera, nunca se pondrá de acuerdo hasta que punto los profesores deben formar futuros trabajadores y empresarios, y cuanto dedicarse al fomento de un ciudadano, una persona que es más que un ser económico. Aunque no trabajemos en la enseñanza ni tengamos hijos, es una cuestión que nos afecta a todos porque se trata de la sociedad que queremos construir. Siempre habrá diferencias de opinión, pero probablemente quien mejor puede resolver estos dilemas – ojalá tuvieran el poder – son nuestros profesores y nuestros maestros, pero eso es sólo mi opinión… Entonces mejor me callo y hacemos el ejercicio que os tengo preparado. Tiene dos partes: Adivina la asignatura correspondiente, y encuentra la preposición (in, of, at, to…) que falta en las frases. Las respuestas las podéis consultar en internet en la página: ftp://www.profesornativogratis.com/asignaturas-en-ingles/ […]